martes, 2 de noviembre de 2010 ~ 01:35 0 Comments

Hace mucho que no escribo algo, por lo menos aquí en el blog…en realidad, hace mucho que no escribo algo en este ni en ninguno de mis blogs. Realmente entre la universidad y el montón de problemas personales que ocupan la gran mayoría de mis neuronas, no me ha quedado mucho tiempo libre, desde hace muchos meses. Pero bueno, ya es hora de reivindicarme, y escribir algo cuerdo.

Esto es algo que ocurrió hace tiempo, unos cinco años atrás. Me parece mentira que ya haya pasado tanto tiempo desde aquello, cuando aún recuerde todas esas cosas como si hubiesen pasado hace unos meses. Supongo que al crecer el tiempo cada vez transcurre más rápido. O tal vez nuestras mentes están más consientes de nuestros actos, quien sabe.

Bueno, todo ocurrió cuando conocí a cierta persona, que, debo decirlo, en un principio me daño, y mucho…a pesar de que luego logramos trabar una amistad, que poco duró, pero bueno, esa es otra historia. Esta persona siempre puso en tela de juicio mi “goticidad”. Siempre le parecí muy “normal”, muy frágil, tal vez…algo que no encajaba con la imagen que esta persona tenía de lo que era ser goth; dedicándose mucho tiempo a burlarse, tratarme de “poser” y todo eso. Tal vez si ahora me dijesen eso no tomaría en cuenta las palabras necias…pero en aquel tiempo era una pequeña niña con una autoestima por el suelo, sin confianza en mi misma, a quien le costaba más que a nadie pararse cada día y dar un paso tras otro. Todo aquello me dañaba profundamente.

¿Pero por qué acosar a alguien que recién está entrando a una subcultura tan compleja como esta? Realmente aun no me lo explico. Tal vez el gusto de molestar a quienes tienen menos personalidad que el resto. Tanto era lo que me molestaban sus palabras que en algún momento negué todo lo que era…y lo que soy. Solo para terminar con los comentarios mala onda. Pero he aquí, cinco años más tarde, una chica que aún se considera goth, que a pesar de el mundo al que está entrando poco a poco, sigue fiel a sus gustos…aunque poco es lo que queda de aquella niña temerosa del mundo.

Pero ahora me pregunto…por qué esa persona, que según ella tanto investigaba sobre tantas cosas, nunca comprendió que el goth iba más allá de la imagen popular del “freak”, del suicida y depresivo antisocial. Porque, según yo, eso va más en la figura del emo (que por aquel entonces comenzaba recién a aparecer con fuerza entre la muchedumbre “pockemona” de la época).

Eso demuestra lo complejo que es realmente todo esto del goth, que para los adultos y sicólogos sigue siendo algo preocupante…como si fuese un virus que nos lleve a nuestra autodestrucción ¿Pero saben? Aquella persona que ha decidido dejar de vivir, pertenezca o no a esta subcultura, va a dar el paso igual…pero aquel que realmente ha comprendido que el goth es amar la belleza de las cosas por sobre todo, sin importar los estereotipos de belleza preconcebidos por la sociedad, amará la vida como a la más hermosa joya, pues esta es la única forma en que toda aquella belleza penetrará por nuestros sentidos, alimentando nuestra alma. ¿Es tan difícil comprender aquello? ¿Les es tan difícil aceptar que hay gente que no quieren seguir los estúpidos estereotipos de cada generación?

¿Después de todo, que es precisamente ser goth? Muchas son las versiones de esto…el Medioevo, huelgas estudiantiles, postpunk, y un sin fin de datos se unen confusamente, sin dar una respuesta clara…y el pragmatismo del que nos hemos encargado de crear quienes estamos dentro no ayudan de mucho que digamos…menos a las nuevas generaciones, que tienen mucho que aprender por delante, hasta darse cuenta que no somos un montón de locos que creemos estar muertos o ser vampiros…sino un montón de locos mucho más profundos. Las personas más interesantes y divertidas que he conocido lo son…un ejemplo claro soy yo, que no logro dejar de hablar pelotudeces las 14 horas en que ando en estado de vigilia (?). Ok, confieso que tengo cambios de humor drásticos, que me dan momentos en que me aparto de todos y todo…pero, los que me conocen, asuman que también digo más disparates que cosas serias!

Pero bueno…el punto está en que las etiquetas son detestables…todos en nuestra adolescencia tenemos la necesidad de pertenecer a algún grupo, desgraciadamente mi forma de ser nunca encajó en uno hasta ya bien grandecita; pero está en uno elegir cual es el camino que quiere seguir, y cada elección es respetable…y por eso mismo es que no debería haber gente hablando pesadeces de ti en tu cara ni a tus espaldas…después de todo, puede que se trate de solo una etapa, como una elección de por vida…y cada uno, según la madurez que valla adquiriendo con el tiempo, se deshará de aquellos carteles, como pueda que no. La cosa está en aprender a aceptar las diferencias, y dejar ser a los demás…pues en que te influye que el tipo del asiento de enfrente sea visual, metalero, otaku, trash o la cosa que sea? La diversidad siempre hace la riqueza cultural. Es algo que muchas culturas deben aprender aún.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

No olvides comentar!
Me encanta leer sus comentarios y responderé lo más prontamente que pueda

← Back to the blog?


Disclaimer

DeadLyrics: El Blog de la Cata
This is Dead Lyrics
No spamming & copying!
Leave a tag before you leave
and Please do not copy. :D
~Follow this rules and we'll be good friends ^-^
And remember, FOLLOW ME!

*Best viewed in Mozilla Firefox and Google Chrome



Myself!
Hi! I'm Wish...I'm a perky goth and weeaboo girl e_é I'm not kawaii Ok? I'm from Chile ♥ I love kitties, icecream, anime, RO, cosplay, rock & metal, mangas, books, kawaii stuffs, lolita's clothes, and my evil plushie pig ♥

Visit me on:







Tagboard


Button
Reminiscences
Ojos de Cristal
Rules!
SquidPig Dress Up
El Nombre del Viento
NO a Central Termoeléctrica en Punta de Choros
So Allein (So Alone) by Anna Blue
Magia!
Matemágicas!
Sexualidad en Grados (Kinsey)
Kawaii! World en Foxlicious

Map

Link
Image and video hosting by TinyPic




Chilean Blogger
Mi Blog es Chileno
ir arriba