sábado, 21 de junio de 2014 ~ 01:10 4 Comments

Hacía tiempo que quería escribir sobre esto...pero me daaba miedo, porque es un tema que saca ampollas a algunas personas "arenosas", que no aceptan que alguien tenga una posición distinta al respecto. Pero hoy al fin me he decidido.
Empezaré por aclarar que amo a mi hijo por sobre todas las cosas, el me alegra la vida, me saca canas y me arranca el pelo (ademas de estresarme y probocar que se me caiga el pelo por montones!). Ciertamente es el motor de mi vida, mi brujula y mi todo. Pero no siempre fue así.
Cuando niña y hasta los 14 años, nunca me cuestiné esto de la maternidad. Siempre creí que algún día me casaría y tendría un par de hijos...porque era lo que todos hacían, no? Vivir, procrear y morir...el destino de todo ser vivo.
Pero al empezar mentalmentemi adolescencia (si, se que empieza antes, pero yo era una niña con bubis jajaja), me di cuenta de dos cosas: 1- que soy bisexual y 2- que no quería ni casarme ni tener hijos.
Pronto, la idea de la maternidad empezó a desagradarme por completo. Los niños no me gustaban, descubrí mi intolerancia y falta de pasiencia hacia las personas, que no me interesaba ser el modelo de nadie, que no quería cuidar de nadie, que no quería compartir mi tiempo ni negarme por muchos años más de la libertad que tanto amaba y anhelaba, y que ciertamente mis padres me negaban.
Cuento corto. Por cosas de la vida, termine embarazada, un mes antes de cumplir 21. No era mi pareja, ni mi pinche ni nada; fue solo cosa de una noche...la primera vez que hacía una locura así. Por que, aunque muchos creerían que al estar lejos de casa, me volvería loca carreteando y haciendo quien sabe que cosas, sepan que no! Yo estudiaba, a pesar de que me iba pésimo en la universidad, si carreteaba de vez en cuando, pero en realidad prefería salir por ahí con mis amigos, reir y pasar lindos momentos...confieso que llegaba casi todos los días cerca de media noche, pero pasar cada uno de esos momentos me llenaba el alma. Respirar esa ansiada libertad, era lo mejor que me pudo haber pasado.
¿Y qué pasó durante las 40 semanas siguientes? Además de los vomitos, nauceas, dolor de espalda heavy, los calambres interminables y que se me desarticulaban las caderas...tuve que lidiar conmigo misma...yo, me volví mi propia enemiga.
Yo estaba clara con mis pensamientos. No creía que mi rechazo a la maternidad estuviese mal. Yo no iba a ser mamá, punto final. Los días pasaban lentamente y mi panza se iba notando más y más...haciendo evidente mi estado. No faltaba quien me felicitaba, pero en vez de alegrarme sus buenos deseos, hacían que sintiese pena y verguenza de mi, por lo que yo pensaba al respecto. Es que acaso yo estaba mal? Mis familiares poco a poco se fueron enterando y todos felices al respecto...y yo, miraba con pena mi panza, que parecía que iba a explosionar en cualquier momento, y en mi interior me preguntaba, que iba a ser de nosotros.
Y este punto, lo quiero recalcar sobre los demás. En boca de todos está ahora, más que nunca, el tema de despenalizar el aborto. Pero nunca le han preguntado nada al respecto a alguna madre pro-aborto...y todos hacen y deshacen al respecto, y dan sus puntos de vista, condenan, rechazan, etc etc. Alguna vez alguno de todos esos tipos y tipas que están en contra, se han preguntado qué siente una mujer que no quería ser madre, al tener que llevar a termino un embarazo? Yo se los diré señores! Durante meses, me sentí atrapada en mi cuerpo: mi mente estaba intacta, era la misma tipa de siempre, la amiga de sus amigos, la que apañaba a todas, la irreverente y alocada de siempre; pero el cuerpo que siempre considere como propiedad soberana de mi persona, ahora era parte del Estado de la República de Chile...no mío. Era un simple objeto, una incubadora, no una joven, no una persona. Yo quería hacer cosas, salir, viajar inclusive a ver a mis amigos y amigas...pero mi  estado físico era tan terrible, que si iba a comprar pan, a 4 cuadras de mi casa, regresaba con las manos sudorosas y temblorosas, con la respiración profunda, que intentaba apasiguar las náuceas. La vida y libertad que había construido, simplemente se fue a las pailas. Se destruyó, de la noche a la mañana. Se llevó mis sueños, mi carrera y el esfuerzo de toda mi vida. Nunca pude recuperar del todo a esa persona alegre que fui hasta inicios del '12...aúnconservo la esperanza de encontrarla. Espero no ser ya muy mayor para recuperar, a la que aún, en su mente, era una alocada adolescente.
Por suerte mi familia es parte de esa parte de la sociedad, que ridículamente, es parte del estrato abc1...pero de los más pobres de ellos eso sipo. A mis padres agradezco cada día que puedan mantenerme a mí y mi hijo, que no nos falte absolutamente nada. ¿Pero saben? Estudiar ahora para mí, será imposible. A diferencia de muchas otras madres, yo no tengo ni pareja que me apoye, ni padres ni abuelos que vean a mi hijo mientras yo estoy en clases o necesito estudiar. No me estoy autocompadeciendo. Esta es mi realidad. El Estado de Chile me condenó a esta realidad. Tengo miedo, por mí y mi hijo...porque no sé qué clase de vida pueda darle...porque estar al alero de mis viejos, nunca ha sido, ni será una opción.
Aún me proboca algo de rechazo leer en grupos de facebook en que mamás comparten aveces, algo más que solo ventas, comentarios de "estar embarazada es lo mejor del mundo" o "es lo mejor que me ha pasado en mi vida". Porque para mi no fue algo grato...ni es algo que quisiera repetir.
Y no falta quien me dice "algún día conocerás a alguien con quien quieras compartir tu vida...y querrás darle un hijo que sea de el" o "y le negarás ser padre a quien tengasa tu lado algún día?" y cosas por el estilo. Creo que no se imaginan lo mal que me hacen sentir...porque recordar todo eso, me hace sentiruna angustia terrible...una desesperación que no se la doy a nadie...porque vuelvo a sentir que no soy soberana de mi cuerpo, que mi unica misión en la vida es darle hijos a algún tipo.
Nadie piensa en el malestar, el desgaste, ni en el dolor fisico que conlleva la maternidad. Muchas dicen entre risas "Ay, pero esas cosas con el tiempo se olvidan!". No señoras, yo no olvido. Aún se me llenan de lagrimas al recordar los dolores post cesárea. Nada, pero NADA en el mundo me ha dolido tanto como eso...mi cuerpo, que tanto trabajé para que a los 21 fuese el que siempre soñé, fue cercenado. No solo me abrieron la panza, sino que me desprendieron la piel del vientre para poder sacar a mi bebé tamaño XL. Esas cosas, no se deberían poder olvidar así como así...o por lo menos yo no puedo.
¿Y luego qué? ¿Acaso piensan que amé a mi hijo a primera vista? Confieso que no, pero tampoco lo odiaba...es más, le pedí disculpas por haberlo hecho por tanto tiempo...pero no, eso no era amor. Solo me preocupaba de el...porque no había nadie más que cuidase al bebé. Era simple instinto de protección. Y siendo despiadadamente objetiva, muchas veces creo que solo ese instinto de protección es el que me tiene pegada a el...porque yo no he dejado de extrañar mi vida anterior, no me consuela el ver la sonrisa hermosa de mi hijo. Yo solo me resigno y soy feliz con lo que tengo ahora, porque simplemente no vale la pena seguir llorando por algo que no volvera. Fue una etapa maravillosa, que me hubiese encantado que durase más que solo un par de años...pero es algo que no volverá jamás.
Tuve una depresión post parto, que se alargo yo creo que por un año aproximadamente (fue disminuyendo lentamente, hasta que desapareció en algún momento). Nunca me la traté. La anterior menos! Me desagradaba mi cuerpo. Me sentía fea y gorda. Ver mi colección de zapatos y no poder usarlos,otro año más, no ayudaba, menos el ver mi armario tamaño "Narnia" lleno de ropa que no me entraba ni a la fuerza. No me maquillaba, a pesar de que siempre amé hacerlo...mezcla entre que no tenía tiempo para ello, mezcla que no tenía animos de hacerlo. ¿Para qué? Si igual me veía fea y gorda...lo que me ponía no combinaba ni coordinaba. Las cosas que amaba ya no servían en mi vida. Y las otras que me llenaban el alma (hacer manualidades, dibujar, escribir, llevar mis blogs), ya no tenían espacio, simplemente por falta de tiempo. Mi vida había cambiado...y no cuando y hacia donde yo quería. Me costó mucho, pero salí de ese terrible agujero. Y el Estado de Chile ni se enteró ni le importó lo que pasó de mi durante todo ese tiempo.
Aún siento remordimiento de escribir y publicar esto. Me da miedo que algún día alguien lea esto y me ataque, me trate de mala madre, de puta, de una suelta e irresponsable. Porque se que no soy ninguno de esos apelativos.
Soy una mujer, soy madre, estoy a favor del aborto, de la esterilización y del derecho (coartado por el momento) de cada mujer de decidir sobre su cuerpo. Ni mi útero ni mis ovarios tienen tatuados un escudo ni una bandera. Mi cuerpo me pertenece y no debería, por cosa de ley, decidir alguien ajeno, sobre lo que hago sobre el. Es mi vida y nadie vendrá a golpear a mi puerta a ofrecerme ayuda gratis para poder retomar la vida que yo quería construir.
Solo me queda sacarme la mugre e intentar retomar el camino...o lograr caminar por una senda alterna, que no me lleve muy lejos del lugar al que yo quería llegar.
Si usted va a criticar. Pues antes, me haría el favor de depocitar supar de 00 en mi cuenta. Que su colavoración me ayudará  pagar una carrera y a parar la olla un par de dias.

Etiquetas: , , ,

4 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Yo pienso que sigues sufriendo mucho, y que si puedes, sería mejor que buscaras una persona que te oriente en esta parte de la vida.
Entiendo tu instinto de protección como madre, pero también recuerda que los bebés, así no hablen ni piensen mucho en sus primeros días, sienten realmente la calidad de amor de sus madres, y este tipo de pensamientos de "ya me toca cuidarlo, ya para qué", puede llegar a generar un problema serio con su hijo.
Síguete disculpando, por que esa personita, realmente necesita mucho amor, y por ahí dicen que el ideal de vida es crear cosas sin obtener nada a cambio.
Ojalá encuentres la paz que necesitas!

21 de junio de 2014, 11:03  
Blogger Hana Waffle~ dijo...

No puedo entenderte del todo porque no soy madre, pero comparto tu punto de vista respecto a la maternidad. Ni siquiera es por demeritarla, pero, Dios mío, hay personas que simplemente no quieren tener hijos y el hecho que ni una maldita persona en la sociedad, el Gobierno o familia pueda respetarlo es decepcionante. Hay una tremenda doble moral en la que se condena a quien no tiene o quiere tener hijos, sin embargo a los padres solteros o personas con bajos recursos e hijos no se les da el apoyo, ni en guarderías, con becas, apoyo monetario ni nada, pinche sociedad te avienta al ruedo porque es tu obligación patriarcal y machista por tener una vagina y un útero el parir, pero de ahí en adelante, haya sido o no tu decisión, te las apañas sola y que Dios te ayude.
Es feo porque ni tu pediste tenerlo ni él pidió nacer, y sin embargo ahí están y lo mejor de la situación se tiene que sacar, y todos los malditos juicios que tienes que soportar porque no tienes la actitud que la sociedad quisiera.
Sé que no puedo hacer nada por ti, pero, diablos, mereces poder hablar de esto en tu blog. El hecho de que no sea lo que quisieras no significa que estés negligiendo a tu hijo, espero que puedas apoyar con tu historia a más mujeres que lo necesiten, yo ciertamente apoyo y lamento que no hayas podido hacer de tu cuerpo lo que decidieras, que tú y todas lo merecen.

Saludos!

21 de junio de 2014, 21:43  
Blogger Wish dijo...

Al principio aclare que amo mucho a mi hijo. Y no es mentira. No es algo que eacribi solo para cubrir un poco todo lo que dije despues.
Yo con el.estoy todo el dia,todos los dias.
Yo juego, abrazo, beso y protejo a mi hijo como cualquier otra mama. El no tieme por que.saber ni cargar con mi cruz. Eso es algo personal mio.

22 de junio de 2014, 00:13  
Blogger Wish dijo...

Ojala que alguna otra mujer, sin inportar su edad, llega a leer esto, sienta que no esta sola...y que no se avergüence de sus pensamientos y convicciones.
Aca en Chile, hace unos meses, se dictamino que habra salas cunas y jardines infantiles gratuitos para todps (antes solo eran para la gente de escasos recursos). Tambien hay bonos por distintas cosas...pero no es algo que me caiga a mi, por pertenecer a una familia un poco.mas acomodada. Aunque mi condicion personal, en realidad es de allegada.
Muchas personas piensan que es solo cosa de querer salir adelante. Pero si no tienes un apoyo tanto monetatio como presencial, es algo extremadamente dificil!!

22 de junio de 2014, 00:21  

Publicar un comentario

No olvides comentar!
Me encanta leer sus comentarios y responderé lo más prontamente que pueda

← Back to the blog?


Disclaimer

DeadLyrics: El Blog de la Cata
This is Dead Lyrics
No spamming & copying!
Leave a tag before you leave
and Please do not copy. :D
~Follow this rules and we'll be good friends ^-^
And remember, FOLLOW ME!

*Best viewed in Mozilla Firefox and Google Chrome



Myself!
Hi! I'm Wish...I'm a perky goth and weeaboo girl e_é I'm not kawaii Ok? I'm from Chile ♥ I love kitties, icecream, anime, RO, cosplay, rock & metal, mangas, books, kawaii stuffs, lolita's clothes, and my evil plushie pig ♥

Visit me on:







Tagboard


Button
Reminiscences
Viña, Valpo, El Quinto Jardín y Mr.Yan
Los Dos Amores de Coelho
El Lolita en Chile
El Atelier de la Cata
Productos Equilib
Curso de Jabones Artesanales y Sales de Baño en Ra...
Bebes: hora de la comida, recetas para despues de ...
El Regreso de J.K Rowlling a Warner
Blogs de Cocina
Infancia y Video Juegos, II

Map

Link
Image and video hosting by TinyPic




Chilean Blogger
Mi Blog es Chileno
ir arriba